El diario de una Princesa Maldita

jueves, 23 de octubre de 2014

Sólo pasaba por aquí para actualizar

Bueno...tiene mucho tiempo que no me peso, no tengo idea de cuántos kilos peso, pero lo único que sé es que me mantengo en talla 9. El sexy jean negro me sigue quedando, así que pienso que me mantengo...

En otros temas, no me va bien, pero eso no es novedad.

Lo único que quiero contar es algo que no puedo contar a nadie. 

Había escrito sobre un compañero, que fue el que me motivó a adelgazar otra vez. Me parece muy interesante el hecho de que una persona antes invisible, de repente cobra cierta importancia en mi vida. Y lo chistoso que resulta que un día pensé "pero qué tipo tan feo", en algún momento se transforma y empiezas a verlo no tan feo, y vas encontrando cosas que te gustan de él.

En mi caso, me gusta cómo aparenta ser menor...la forma en cómo sonríe...Y principalmente, lo que me gusta es lo tierno que creo que es con su esposa. Sé que me gustaría tener un esposo así, que me escribiera cosas bonitas en el facebook y que me  viera bonita...

Y otra cosa es que lo admiro, admiro su trabajo, su profesión (la cual antes no me despertaba ningún interés)...

Y no sé...hubo un momento en que me llegó a atraer mucho. Lo más seguro porque estaba yo sola, con problemas...y sabía que él era la única persona que sé que le gusto. Y creo que todavía. Bueno, es que medio coqueteamos por el mensajero y luego sé que él se arrepiente...y así llevamos meses! No hay nada, ni habrá nada...sólo quería confesar que a veces me gustaría...

miércoles, 2 de julio de 2014

El pantalón de la delgadez - 64 Kgs

64 kilos, chicas!!!

Y lo mejor es que ya me queda el pantalón con el que mido mi "delgadez". Sé que cuando me entra ese pantalón es porque ya llegué al peso donde me veo aceptable.

Increíble la diferencia que hace un solo kilo...Si peso 65 ya no me entra...Y mañana por fin voy a usarlo después de taaaantos meses que el pobre estuvo guardado...

Ahora lo malo...Mañana va a haber convivio de cumpleaños...A fuerza tendré que comer y siempre me atraganto cuando eso es....Ni modos, espero que un día de comer no me afecte tanto.

Me siento más tranquila de estar viendo buenos resultados....

lunes, 23 de junio de 2014

65 kgs

No recuerdo cuánto pesaba la última vez.

Pero recuerdo que la meta era usar un pantalón que no me venía...Sexy jeans, la marca.

Y ya me queda.

Y peso 65 kgs. Voy bien!

Si les contara por quién...A veces quien menos esperas te ayuda más que tus amigos, que quienes dicen quererte. Involuntariamente me hace bien. Gracias!

sábado, 7 de junio de 2014

Sin querer me di cuenta

No llegué a mi meta.

Otra vez fue la misma motivación: gustarle a un hombre.

No importa cuánto me empeñe en decir que soy bonita, en pretender serlo. No importa si alguien me lo dice. Yo me siento un adefesio. 

Me duele que no me quieran, pero a la vez lo comprendo. Si le gusto a alguien, eso no lo entiendo. No entiendo cómo es que alguien puede fijarse en mí, soy un cúmulo de defectos. Siento asco de mí misma.

No importa cuánto finja tener el autoestima alta. No tolero mirar mi reflejo cuando voy por la calle. Si recibo algún piropo, dentro de mí respondo "Gracias", por decirme algo que no merezco.

No importa si ya soy talla 9 (aunque aclaro, no en todas las marcas de ropa). Hubo en tiempo en que soñaba ser 9. Aunque lo sea, me sigo viendo inmensa.

Tengo un sinnúmero de problemas. De todo tipo. La mayoría sin solución. Uno de los cuales es una inmensa sensación de vacío, de saber con toda certeza que no le intereso a nadie. Sé que mi mamá me quiere, pero es en gran parte porque me necesita, a pesar de que yo no haga algo por ella, me necesita emocionalmente. Sólo ella me quiere. A veces cuestiono mucho su amor por todo el daño que me ha hecho. Creo que es por ella que yo nunca podré dejar de verme a mí misma como un monstruo.

En fin, ese es un tema. Lo otro es mi resignación ante la certeza de que me equivoqué y elegí al hombre equivocado. No sé si alguna vez me quiso, pero estoy segura de que desde hace muchos años le soy indiferente. Desconozco los motivos que tenga para estar a mi lado. No lo culpo por no amarme. Lo justifico, no tiene razones para amarme. Lo culpo por haberme atado a él, por haberme hecho creer que sí me quería, me mintió y me hace infeliz.

Soy una mujer insatisfecha. Involuntariamente sueño con tener el amor de un hombre. Descubrí que hay mujeres que sí lo tienen, aunque no sean bonitas, aunque no sean perfectas. Sin querer, a mí me gustaría ser una de ellas.

Hace un par de meses o tres, empezó a “tontear” conmigo un compañero. No gusto de él y jamás pensé que yo pudiera gustarle a él. Y aunque él no me gustara, sí me gustó tener su atención…que me coqueteara, que me preguntara mi número, que me escribiera…Me gusta mucho la forma en cómo escribe. Es algo tan importante para mí, a mí me enamoran las letras.

Él es casado (yo ya lo sabía). Mi curiosidad me llevó a buscar su nombre en el face. Lo encontré, y típico, me puse a leer sus publicaciones, ver las fotos que tenía…

Lo que me llamó la atención fue un mensaje que le publicó a su esposa el 14 de febrero. Es justo lo que me hubiese gustado a mí. Una foto tomada por él, y unas cuantas líneas, de agradecimiento a su esposa, de felicidad…

Y luego vi que comentaba las fotos de ella y le escribía “me gustas”, “me encantas”, etc. Cabe señalar que la señora  no es muy guapa…pero él parece que la ve hermosa. Y entonces caí en la cuenta de que a mí, el hombre con el que estoy, nunca me ha escrito nada en mi face, nunca ha escrito “me gustas” en mis fotos, ni nada parecido…

Leí todos los comentarios que le publicaba a su esposa, los cuales ella respondía con un simple “te quiero”. Y entonces me di cuenta de que yo quisiera tener algo así. Ese comentario que decía algo así como que era hermoso ver un día nuevo en sus ojos…Dios! Nunca me ha dicho nada remotamente parecido.

Y me di cuenta que eso es lo que yo quiero. Anhelo esa clase de amor y de cariño. Aunque sean mentiras. Porque también caí en la cuenta de que lo que él le dice a ella no es 100% cierto, porque coquetea conmigo, porque me invita “a donde nadie nos vea”…Y yo quisiera ese amor que le dedica a su esposa y esas palabras bonitas, pero él sólo quiere un par de horas conmigo en donde nadie nos vea.


Quiero al menos una ilusión, una mentira que me haga sentir viva.

martes, 27 de mayo de 2014

Un intento más


Espero poder regresar al blog...me era de mucha ayuda. Hay muchas cosas que no puedo revelar a nadie, y siento la necesidad de decirlas.

Empecé con un intento más, mmm, aproximadamente hace un mes. Sin resultados...Si a caso un kilo menos solamente. Y me he esforzado. Es muy frustrante. Claro, antes llevaba el conteo diario de calorías ingeridas. Eran unas 500 al día. No puedo hacerlo otra vez. Tampoco quisiera volver a esa exageración, y más que nada ya no tengo la fuerza de voluntad para hacerlo.

Así que me enfoque a dejar el pan, cenar cereal con leche rebajada, comer fruta, tratar de llevar un estimado mental de calorías, y hacer ejercicio por la noche, el mayor tiempo posible, hasta sentirme a punto del desmayo.

Y wow...peso entre 68 y 69 kgs. Tenìa planeado bajar una talla en  1 mes. Ja-ja-ja. Ni cerca. Mi meta era llegar a 65. Ni cerca.

Eso me tiene mal. Entonces significa que efectivamente, necesito ser anorexica para poder adelgazar. Qué mal...yo que quería ser menos obsesiva.


Creo que estoy así como esta modelo de talla XL, esa complexión he de tener...sólo que sin pechos, pobre de mí.

Así que, bueno, haré otro intento más. Tengo prisa por bajar. Una fecha muy próxima. Junio 09, creo. Es algo muy tonto, pero es que debo dar un abrazo y temo verme como una botarga abrazando a un niño, así de desproporcionada...

Sí, es a un chico. 

Y para colmo soy más alta que él.

No me pondré zapatos bajos. Creo que me hacen ver màs gorda.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Yo OTRA VEZ




Vaya, tenía mucho tiempo sin entrar aquí. No sé, sentí la necesidad de regresar. He estado pensando al respecto, de cómo era mi vida antes y cómo es ahora. Quiero -debo confesarlo- que alguien me lea, que alguien me diga "Sí, sé exactamente cómo te sientes porque lo mismo me ha pasado a mí". Y más que nada, quiero leerme a mí misma y poderme decir que quizás antes era más feliz, pero al menos ahora no estoy atrapada en un inodoro.

Así que he hecho un recuento. Mmm, la última vez que publiqué yo creo que estaría delgada a comparación de cómo estoy ahora. Chicas, siempre se los dije y nunca he aprendido, una vez que logren su meta no se descuiden, porque en mi caso, hoy no me explico cómo diablos un día logré estar delgada, no entiendo cómo lo hice. No recuerdo cómo me veía. No comprendo cómo es que me quedaba la ropa. No entiendo por qué tengo ropa talla 7 en mi ropero!! Era mía? Yo cabía ahí?? Cómo??!!

No hace falta decir que estoy gordísima, que me da asco mirarme al espejo. La última vez que me pesé fue porque fui al doctor y ja, fueron 73 kgs. 16 kilos que no sé ni cómo los subí, en tan solo medio año. Sí, me siento mal conmigo misma, mi autoestima por los suelos...

Pero eso no es todo. Lo peor de todo es retroceder, recordar las primeras entradas que escribí y darme cuenta de que todo está roto hoy. El que pensé que sería el amor de mi vida, nunca lo tuve y nunca lo tendré. Qué tonta, todo fue una ilusión. La mejor que he tenido, pero al fin y al cabo una ilusión que desaparecería algún día, y ese día ya llegó desde hace mucho. Me alegro por él, tenía derecho a tener todo, un bebé bonito, con unos ojos hermosos como los suyos, una mujer bonita, y me alegro por él. Saben, me sigue llamando, no sé para qué o por qué. Lleva dos días seguidos llamandome, pero no le contesto. Ya no tiene caso. Dejé de responderle los mails también, desde hace unos días.

Pienso en él? Sí, todo el tiempo. Hubo un lapso en el que entraba a revisar su facebook y su imagen ya no correspondía a la persona que yo había amado. Creí que estaba bien sentirlo así, que ya se hubiera roto el sentimiento. Pero acabo de ver las fotos que me mandaba al correo...Lo sigo viendo bello. Tal vez es que esas fotos ya son viejas...El caso es que sigo sintiendo.

Como conclusión, porque ya es tarde (ya tengo trabajo), es que yo pude adelgazar por él, y no hay de otra. Lo siento, necesito la motivación, ese tipo de motivación. Perderlo a él fue dejarme de importar...sí me importa mi físico, hago lo que puedo, pero ya no puedo como antes jaja. 

Pero lo único bueno de toda mi desgracia es que dejé de ser bulímica. Porque sí, llegó un momento en que creí que eso me volvería loca. No sólo atentaba contra mis dientes, sino contra mi salud mental. Cada vez me hundía más, era una asquerosa adicción, y ahora ya no. Ni quiero regresar a eso. 

No espero que nadie lea esta entrada tan larga. Sí espero que quienes alguna vez pasaron por aquí, que estén bien, les aseguro que nadie tiene peor suerte que yo, y no es autocompasión. 

Any W.



domingo, 17 de marzo de 2013

Chica zombie

Sólo un par de ideas que me gustaría comentar con alguien, con ustedes...Hoy vi un programa muy bueno, seguramente ya lo habrán visto, se llama Kilo a kilo. Un entrenador buenísimo, Chris Powell, se encarga de trabajar con personas con obesidad mórbida y en un año logra cambiarles la vida y hacerlos delgados. Las transformaciones son sorprendentes..


Imagino si yo estuviera en el programa con este entrenador, mi vida sería diferente. En fin. Lo que quería contarles es que en el capítulo de hoy salió una chica de 30 años que pesaba unos 130 kilos, no recuerdo bien. Tenía una cara guapa, estaba casada con un bombero, y querían tener hijos, pero debido a la obesidad de ella (aunado a otra enfermedad que padecía), no podía embarazarse. Para el programa, tenían que hacer la toma de ella en ropa interior, y en ese momento ella se puso muy mal, a llorar, porque tenía mucha verguenza de verse desnuda frente al espejo, y decía que cómo era posible que su esposo la amara con ese cuerpo tan desagradable. Y entonces me llegan dos ideas a mi cabeza. La primera es que yo la mayor parte del tiempo me siento como esa chica, me siento fea e incluso repugnante. Y también he llegado a pensar cuando me veo "Con razón mi pareja no me quiere, estoy horrible". Sí, con ropa y cuando estoy más delgada, me logro ver guapa, pero yo, sin ropa, me siento como un adefesio.

Y lo segundo que pensé fue..Es cierto, cómo es posible que esa chica, que pesa más del doble que yo, tenga el amor de un hombre, y yo, que no estoy tan mal, no me ama ni me quiere. 

Suena muy superficial esto que digo, y lo siento, no puedo evitar pensarlo. Es triste.

Y hubo otra cosa que me causó mucho desagrado ayer. Estaba en casa de mi mamá y me vió cenar, cenamos juntas. Después, antes de irnos, subí al baño y estaba yo ahí tratando de, pues de hacer del baño puessss, y entonces escuché que me gritó, y le grité que me esperara, que estaba yo en el baño. Y entonces alcancé a escuchar "No vaya a ser que esté "guacareando"". 

Me hizo sentir muy mal, porque lo dijo como si vomitar fuera hacer cualquier cosa. Qué acaso no sabe que la bulimia es peligrosa? Saben, en entradas anteriores les platiqué que ella se dio cuenta de Mia, una vez me vió, y me dijo que eso no se hacía, y yo lo negué. Pero fueron 2 veces, y sé que ella se dió cuenta, pero en realidad me dejó hacerlo. Siento que ha de haber pensado algo así como "Bueno, está mal que lo haga, pero es peor que engorde a como estaba antes". Su comentario de ayer me molestó mucho, no le dije nada, pero me lastimó. No sé cómo lo tomarían ustedes.

No es que quiera que me haga un drama "No, hija, no hagas locuraaas, no te dañes a ti misma, te queremoooss..." No, no quiero eso. Pero tampoco quiero que se burle de mi bulima.

Lo siento chicas, esta entrada no creo que haya sido interesante para nada, lo único, que les recomiendo mucho ese programa, y también el de Biggest loser.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Mis avances - 65.5 kg



Chicas! Les cuento: El lunes empecé con casi 68 kg...Martes 66.5 y Hoy Miércoles 65.5 Increíble no??

Mañana...mañana no sé si voy a subir, porque hoy tuve un atracón. Sólo pude portarme bien 2 días seguidos jaja, qué nefasta soy...Pero hice ejercicio para quemar lo máximo q pude, a ver mañana como me va. 

Pero por lo mientras me estoy dando cuenta de que Sí se puede. Y si me esfuerzo en vencer las tentaciones, llegaré más pronto a mi meta. Y estar delgada me hace sentir menos infeliz...

Me paso a leerlas. Besos y 1000000 de Gracias a las niñas q me escriben, son tan bellas...

lunes, 11 de marzo de 2013

Fat Fat Fat 67.5 kg


Sé que tengo algo que denominan "obesidad emocional". Reconozco que estoy deprimida, desde hace mucho. Eso sólo se lo contaré a ustedes. Sinceramente nunca me ha ido bien, así que supongo q ya me he acostumbrado un poco. 

También me he acostumbrado a subir y bajar de peso. Últimamente he comido, bueno, más bien son atracones. Ceno hasta 3 veces, ja, pueden creerlo? Nunca me siento satisfecha y podría comer todo el maldito día. Y muchas golosinas. No cumplí la otra vez con la dieta, pero espero poder hacerlo bien a partir de hoy.

Me pesé hoy y vaya...creo que en realidad marcó 68. Qué triste...ya no me queda mi ropa. 

Hoy ingerí unas 900 calorías, pero menos el ejercicio me quedaron unas 500, máximo yo creo 600. Para mí está bien. Si logro ingerir 500 cals TODOS los días, en un mes espero pesar unos 62 y me sentiré mucho mejor. 

Eso de la fuerza de voluntad...Todo el tiempo tienes q vencer tentaciones. Debo ser fuerte, así como antes.

domingo, 3 de marzo de 2013

Entrada para mí


Comparto tu alegría, pero también me duele.

Ayer no podía parar de llorar. Tenía tiempo que no lo hacía. No pensé que aún me afectaras tanto.

En algún momento realmente creí que te alcanzaría. Casi podía sentirte, tocarte con las puntas de mis dedos. Hasta que me planté en el suelo y comprendí que era imposible. Entonces renuncié a ti. Y todo este tiempo he sabido que mis deseos nunca se hacen realidad, que mi destino no es ser feliz, y aunque hubiera existido la posibilidad de tenerte cerca, yo no hubiera podido darte una vida normal. Deseé tu felicidad y no la mía. Porque yo ya no tengo remedio, pero tú lo mereces todo, todo lo bueno. Y amor, hoy se ha cumplido.

Ayer nació tu hijito. Con toda sinceridad te felicité por mail. Te dije que les deseo toda la felicidad del mundo a los tres. Que si la amas, y ella también te ama a ti, es una bendición. Tú me sigues diciendo que me amas todavía y que no me olvidas. Y yo me conformo con que no me olvides, porque yo no he dejado de amarte en todo este tiempo. Mi corazón se ha quedado vacío desde que ya no eres mío. Es muy difícil entender que nunca te tuve y por lo tanto nunca te perdí. Me he quedado sin el único sueño que he tenido. Pero ese era el destino. A ti te tocó el amor, y a mí la soledad. No debería lamentarme, soy feliz por ti, pero al mismo tiempo me duele. Me duele saber que cada día eres más inalcanzable y más inaccesible para mí. Me duele que siempre serás mi amor imposible, y el único. Me duele no poder olvidarte.

Recuerdas cuando una vez imaginamos juntos cómo sería nuestro hijo? Yo que ni siquiera considero el tema. Contigo sí. Porque te amaba. Recuerdas también cuando me decías, aunque fuera en broma, "Cásate conmigo"? Y yo flotaba en un mundo propio, donde sólo sonaban nuestras canciones, y lo único que me preocupaba era prepararme para tu llegada, transformarme lo más rápido posible para poder gustarte.

Y lo hice. Me esforcé y lo que nunca hice en toda mi vida, lo hice por ti. Me convertí en "princesa" por amor, por conquistar a un príncipe, que eras tú. Me convertí en la sirenita, que por cierto siempre fue mi cuento de hadas favorito. Me sacrifiqué, modifiqué mi cuerpo, y hubiera hecho aún más de haber sido necesario. Pero al final, sólo pude observar desde lejos que habías encontrado el amor en otros brazos, y sigo siendo testigo de tu felicidad, mientras yo me quedo sin nada.

Yo no encontraré el amor. Jamás encontraré alguien como tú. Nunca podré tener hijos. Aunque eso no lo deseo. Sé que voy a morir sola. Sólo me queda ser valiente, ser de piedra y cumplir con mi obligación de seguir viva el tiempo que me quede, sin importarme que cada día sea peor que el anterior.

Amor, hoy cada sonrisa tuya es mitad miel y mitad veneno para mí. Disculpa mis lágrimas. Sólo es nostalgia, sólo es que tal vez dentro de mí pienso en que ese bebé pudo haber sido tuyo y mío, en otro mundo, en otra vida.