El diario de una Princesa Maldita

sábado, 9 de julio de 2011

Adivinen quién me visitó?...MIA...




Hola, prins! No he podido entrar a saludar...he tenido mucho trabajo, mucha presión...y lo peor de todo es q nada me ha salido bien...En fin, ya estoy aquí.

Le comentaba hace un instante a mi súper amiga que no he logrado seguir bajando. Me he quedado en los 65 kilos. Me peso diario, mañana y noche, y siempre está ahi el 65. Eso por un lado me alivia porque al menos no he subido, pero a la vez me preocupa, porque creo q he llegado a mi límite..estoy estancada =(

Como les conté en el post anterior, he estado saliendo con mi ex, sólo han sido 2 días, la última vez fuimos cenamos comida japonesa y me compré unos dulces, un chocolate...bueno, que comí como loca. Y ahora más q nunca, admiro a las chicas q tienen novio y q pueden seguir con la dieta! Yo no puedo! No puedo pedir sólo una ensalada de lechuga (y además no había) mientras lo veo a él comiendo makis, no puedo... :(

Y bueno, esto es lo q necesitaba contarles...Esta semana, vuelvo hambrienta a mi casa, y me voy directo a las galletas, que aunque son galletas con pocas calorías y ni tienen sabor, no puedo controlarme...No les había dicho, pero se los voy a confiar ahora...Anteriormente había hecho el intento de vomitar, pero nada, no podía. Pero esta semana, fue tanta mi desesperación, que ese día que fui a cenar, en cuánto él se fue, me meti al baño y estuve ahi esforzandome hasta que lo conseguí y vomité. Llevo 3 días seguidos haciéndolo, por las noches, después de cenar.

Incluso antier tenía tanta hambre, que preparé mi pescado empanizado, y me puse a comer galletas ahi parada, sabiendo que en cuanto terminara de devorar, iba a correr al baño. Ayer hice lo mismo, comi todas las galletas que quise, con un vaso de leche, y directo al baño. Lo siento...no se los había querido decir porque no quiero ser un mal ejemplo para nadie. De hecho no se lo deseo a nadie...las lágrimas empiezan a caer por el esfuerzo, la nariz se pone acuosa, y la garganta duele mucho.

Y lo peor de todo es q no sé si realmente funciona eso de vomitar...tendría que preguntarle a alguna chica que sea MIA...no lo sé. No me gustaría convertirme en Mia. Creo que ya me empiezo a hartar de no comer bien. Todo se me antoja. La otra vez que fui al super dejaron rebanadas de panqué para probarlo, y tomé hasta 2. Después ahi mismo dentro del super me comí una barra de granola. En el taxi una cajita de cereal. Y así, en mi casa llegué a comer más, y a vomitar...

También me he dado cuenta que me cuesta un demasiado trabajo bajar de peso. Las semanas en que he seguido super bien la dieta, no he bajado tanto...Y eso que 500 calorias es mucho menos de la mitad de lo que requiere mi cuerpo. Mi organismo está mal...Para adelgazar a un buen ritmo necesitaría ayunar un mes!

Hoy voy a salir. Mañana voy a cocinar...Pero les prometo, y les juro que la proxima semana ya no me daré más atracones, y haré ejercicio otra vez. Lo prometo. Quiero llegar minimo a los 63 a fin de mes. O sea que tengo 23 días. Bajar 2 kilos minimo en 23 días...

Si alguien me puede decir cómo dejar de estancarse, por favor diganme :(

Bonito Fin de Semana, niñas...Las quiero!!

3 comentarios:

  1. ten mucho cuidado con mia prin, no vaya a ser que se te escape de las manos. Con lo del estancamiento, una vez lei un consejo que decia que aumentes por unos dias un poco la ingesta de calorias y que asi volverias a bajar, por que lo que esta haciendo el cuerpo es entrar en una especie de periodo de escases y cree que tiene que tener reservas... con probar no se pierde nada no?

    ResponderEliminar
  2. oh la bulimia no es buena para nada,solo buscala en caso de emergencias, mas nada ten autocontrol si muñeca se que puedes, ah y cuando tengas ansiedad toma cafe,chicles sin azucar o cigarrillos son maravillosos.

    mucha suerte y besos. (:

    ResponderEliminar
  3. Ok, vengo a darte el sermón de tu vida! Prepárate a leer mil. (no tanto) xD

    ¿Has notado que desde empezaste a vomitar.. no paras de pensar en comer porque de todas formas luego lo vomitarás? Y así será siempre, siempre, siempre, desesperándote por comer más y más y más y más para luego estar desesperadísima y vomitarlo todo, humillándote frente al excusado, porque no tendrás de otra que hacerlo de esa manera, porque tu cuerpo va "ahorrando" la energía que le metes (o sea, que e te hace grasa)y.. para empezar, he leído en un blog que las azúcares son lo primero que el cuerpo metabolisa... o sea que encuento te lo pasas, no pasan ni 10 minutos antes de que tu cuerpo lo haya absorvido.

    Ahora va mi experiencia. Yo pasaba todo el día sin comer, luego... a la hora de la comida, comía y después vomitaba y no comía más en todo el día. ¿Resultado? sí, bajé de peso, pero tengo una infección en la garganta desde hace un año que de verdad, de verdad no se me quita y llevo montones de tratamientos. Después de vomitar tasnto, llegó un punto en el que luego de vomitar, temblaba y me mareaba y no podía siquiera agarrar el mouse de la computadora, sudaba frío y tenía que comer algo calórico porque mi cuerpo se descompendaba horrible.

    Después dejé de vomitar... y vualá! He pesado aún menos que cuando vomitaba, ahora, desayuno y como normal y no vomito nada... y aún así he bajado, los atracones son mucho menos que cuando vomitaba, me siento más digna, estoy orgullosa de que llevo un año sin vomitar... y sí.. tengo la garganta terrible y además la infección se fue a mis oídos y a veces me duelen.

    Además... ahora cuando como de más soy más consciente de las cosas, antes pensaba "de todas formas lo voy a vomitar" y me atracaba y tragaba y tragaba. Creo que ahora me la pienso mucho más en comer algo que no debería, porque cada cosa que como, se queda en mi cuerpo y sufro las consecuencias, como debe ser y es así como he aprendido. Claro qe hay días en que quiero vomitar y mandarlo todo a la fregada, pero de verdad que no se compara la satisfacción de sentirme bien porque no vomito, que la "satisfacción" de vomitar.

    Bueno, te lo dejo a tu criterio =D.

    Y con lo de tu comentario, no me caerás mal por decirme que pare, no te preocupes y no es que no te crea, pero quiero seguir bajando hasta encontrarme conforme. De todas formas, hay días en que me siento bien con mi cuerpo y pienso que con unos pocos kiloss menos, me sentiré aún mejor.

    De verdad espero que todo mejore y que lo pienses mucho antes de meterte en ese lío de vomitar.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)