El diario de una Princesa Maldita

jueves, 15 de marzo de 2012

Life sucks

Chicas, no sé ni cómo empezar a relatar la tragedia de mi vida...

Lo primero, lo que más dolió: Descubrir a este chico en sus mentiras. Es increíble la facilidad con la que mienten los hombres. No me lo imagino por la mañana escribiendome emails donde dice amarme, y al mismo tiempo escribir en su twitter que la ama y que es la luz de su vida. Pero es así, él lo hace.

Sería tonto de mi parte (más) querer que me sea fiel y no salga con nadie. Estoy de acuerdo con que tenga novia, lo que detesto es que me mienta, que me haya dicho que había terminado con ella y que bah, siguen juntos. Además, cómo puede ser posible que a las 2 nos diga que nos ama??  A cuál de las dos nos está mintiendo?? Claro, lo más seguro es que a mí.

Saben, me siento como salida de alguno de los libros de  Cielo Latini, yo soy la absurda, la estúpida enamorada de un imposible, y encima de un imposible que me miente sin ninguna necesidad, ¿por qué? ¿qué gana él? No lo sé! Y yo que me sentía tan feliz en medio de mi fantasía, de mi idiotez, con mi relación amorosa perfecta pero idilica y unipersonal.

¿Por qué aún no han inventado un borrador de memoria? Una vez más creo que hubiera sido mejor no haberlo conocido. No se puede confiar en ningún hombre. Aunque tenga los ojos de un ángel, te grabe canciones, te escriba poemas, y te haga dibujos. Tal vez en su momento sí me amó, sólo que todo tiene un fin. Y esa es una de las tantas razones por las que la vida es un asco.

Lo segundo también es pésimo. No sé si la semana pasada me pesé mal o qué diablos, pero estoy pesando 70 asquerosos kilos, lo cual significa que o bien subí uno, o no me bajado ni un gramo. Y para rematarla, he tenido un par o tal vez 3 ataques de comida, de esos que se siente un hambre que no se para con nada. He recurrido a Mía. Hoy por la mañna precisamente tuve un atracón. Traté de vomitar lo más posible y me puse a hacer lo máximo de ejercicio que aguanté. Iba muy bien, no sé si aquel descubrimiento me tiene deprimida o qué sé yo.

Mañana viernes mi única esperanza es no rebasar los 70 kilos, si subi a 71 me darán ganas de ahorcarme con mis intestinos. Me conformo con quedarme en 70 y la prox semana ya veremos. Bueno, espero no haberles bajado el ánimo, nunca es mi intención, sorry, mñn me reporto. Besos....Mil gracias a las chicas que me han dejado coments.


3 comentarios:

  1. Yo se que no viene al caso pero me dio mucha risa lo de ahorcarte con tus intestinos.

    (Claro que los hombres son una oveja disfrazada, te lo digo yo que soy madre soltera -odio ese término- )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, nena, así es,y de todos no se hace uno. Se necesita mucha suerte para encontrar alguno bueno. Gracias por leerme y comentar ;)

      Eliminar
  2. Linda espero que te haya bien el fin de semana :) Siento lo del chico, de verdad, con lo que me gustó verte tan feliz... Bueno, nada, nada, nada, estoy más que segurísima de que el más adecuado llegará pronto o temprano ;P ¡Que te lo mereces! En serio chiqui anímateeee, y por ese kilito bueno, seguro que lo bajas en un plis. Que aquí podemos dar fe de que a ti voluntad no te falta :)
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)