El diario de una Princesa Maldita

domingo, 17 de junio de 2012

Ahora sí la c*gué...

Y esto me pasó por estúpida, pero sólo espero que alguna de ustedes me pueda ayudar...

Resulta que me descubrieron (a MIA). Mi madre. Creí que se pondría peor, pero no fue tanto. Claro está que yo lo negué. Dije que me sentía mal del estómago. Pero ahora de bulimica no me baja. Y tengo miedo porque aunque yo vivo sola, ahora cada vez que me vean se la pasaran vigilandome y regañandome (más de lo que acostumbra). 

Saben, hoy sí me quisiera morir. Pero antes, poderle gritar que toda mi vida me gritó que era yo un mounstruo por ser tan gorda, y ahora que me deje en paz, ahora que soy supuestamente "delgada" tampoco le parece...Quisiera morir estando en los huesos para saber si así ya no soy tan espantosa. Pero creo que no, creo que para ella nunca estaré bien, ni gorda ni flaca, seguiré siendo la misma basura. 

Niñas, es la verdad, a mí no me importa morir por esto. Saben, sólo vivo para adelgazar, ese es mi trabajo, mi oficio, mi ocupación: Adelgazar. Esa es mi única alegría, ver cómo poco a poco la báscula baja y la maldigo cada vez que sube. Creo que el 90% de mi tiempo lo paso pensando en comida. Pienso en todo lo que se me antoja comer. Pienso en lo que hay en el refrigerador. En lo que comeré mañana, en lo que no comeré. Todo es una lucha en mi mente que a veces gano y muchas veces pierdo.

Todas ustedes también pasan por esto? Seguramente yo lo sufro aún más, porque como todo mi tiempo es para mí, ya se imaginarán. 

Estoy tan arrepentida de haber nacido gorda...No quiero morir siendo gorda. Es lo único que espero de la vida. 

3 comentarios:

  1. Hola nena,
    Que fuerte... Cuando a mí descubrieron fue una de las cosas más horribles, se habían dado cuenta como 1 mes antes de decirme y cuando me dijeron, me amenazaron, la verdad es que les dije que era gorda, que ellos no sentían lo que era que te dijeran gorda y te compararan, les dije que sabía todo lo que traía vomitar y lo poco que me importaba.
    Después de eso me hacían comer y me vigilaban, pero ejemplo en las noches vomitaba en mi cuarto y trataba de seguir, ellos no lo iban a impedir...
    No te estoy diciendo que hagas lo mismo pero pues si no lo vas a dejar, creo que lo que vas a hacer es engañarlos y fingir que lo dejas, aunque no sea cierto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Si tienes fijos tus objetivos no dejes que nada ni nadie te los quite. Si puedes contra ti misma claro que podrás contra tu madre y contra cualquier otra persona.

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa lo mismo que a ti, pienso en comida todo el tiempo, en lo que comeré, en lo que no comeré y... SÍ!!! algunas veces gano la batalla, otras veces la pierdo, pero siempre sigo adelante. No te dejes vencer, la idea de hacer lo que hacemos es lograr vivir sin nuestros complejos para intentar ser felices. Espero que logres lo que quieres y cuentas conmigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)