El diario de una Princesa Maldita

sábado, 2 de junio de 2012

Viernes y Sábado de Atracones

Lo mismo de siempre: Todo iba bien hasta que llegué a casa de mi mamá y empecé a cenar pan, cereal, más cereal y más pan. Y después un sandwich. (Sí, soy lo peor).

Y hoy sábado, comida familiar, y de nuevo comí como pig, flan, tres panes...

Y tengo tanto miedo de subirme a la báscula mañana. Llevaba 2 dias pesando 64, y no quiero arruinarlo, pero no puedo controlarme ante la tentación de la comida.  Siempre necesito estar sola en mi casa para poder seguir la dieta, pero tampoco puedo pasarme la vida estando sola.

Soy extremista. Todo o nada. No sé comer poquito. Esto se ha  convertido en una lucha diaria contra la comida en un mundo lleno de tentaciones, de cosas ricas y prohibidas:

Lista de comidas que me fascinan:

Pastel, postres en general, PAN de dulce ( es lo que me vence casi siempre), galletas, cereal, dulces de leche, y en menor medida, helado.

Todo lo dulce, todos los postres me encantan, y lo peor de todo es que no me empalagan, soy como una maldita abeja que no se cansa del azúcar y puedo comer toneladas y no me hostigo...

Me preocupa, chicas. No sé qué puedo hacer para aprender a dejar de comer cuando salgo con gente. Si alguien tiene algún tip, será bienvenido. Besosss

3 comentarios:

  1. Controlate.
    mentalizate hermosa
    no se que más decir,

    ResponderEliminar
  2. TE ENTIENDO una vez más... A mi me vencen terriblemente las galletas y más si son Oreo.. En fin princesa, te dejo lo que a mi me funcionó: Cuando salgo a pasear no llevo dinero, prefiero ver a todas comer y no poder hacerlo yo porque no tengo con qué comprar; cuando llevo dinero siempre, y digo SIEMPRE compro cualquier cosa: Malteadas, donas, etc...
    Cuando estoy en mi casa con alguien más en ella, para controlarme y distraerme o simplemente alejarme de la comida me meto a bañar.
    Otra cosa que me ha funcionado es masticar la comida, saborearla, sentirme satisfecha, y entonces la escupo, me enguajo la boca con agua de sabor o refresco, al final de cada bocado escupido y cada que me enjuago la boca, me tomo MUCHA agua y CREEME, así te sientes env erdad satisfecha, como si te estuvieras comiendo todas esas estúpidas calorías...
    Sí, tal vez son trucos viejos pero funcionan.
    FUERZA, todos podemos ser lo que anhelamos. Un beso<3

    ResponderEliminar
  3. A mí también me pasa lo mismo, hay días que voy bien, y otros que son fatales. Ya estoy logrando que sean muchos más buenos que malos, pero aún me estoy ajustando. Aún como cosas que no debería, como el tiramisú (que me pierde) y que hizo hoy mi mamá.

    Hay veces que subirse a la balanza, da miedo. pero lo mejor es superarlo, porque estas aceptando la responsabilidad de lo que ha sucedido y de esa manera vas a poder hacer algo al respecto. Aceptando que esta en ti cambiar.

    Espero que la dieta tome vuelo ;)

    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)