El diario de una Princesa Maldita

domingo, 3 de marzo de 2013

Entrada para mí


Comparto tu alegría, pero también me duele.

Ayer no podía parar de llorar. Tenía tiempo que no lo hacía. No pensé que aún me afectaras tanto.

En algún momento realmente creí que te alcanzaría. Casi podía sentirte, tocarte con las puntas de mis dedos. Hasta que me planté en el suelo y comprendí que era imposible. Entonces renuncié a ti. Y todo este tiempo he sabido que mis deseos nunca se hacen realidad, que mi destino no es ser feliz, y aunque hubiera existido la posibilidad de tenerte cerca, yo no hubiera podido darte una vida normal. Deseé tu felicidad y no la mía. Porque yo ya no tengo remedio, pero tú lo mereces todo, todo lo bueno. Y amor, hoy se ha cumplido.

Ayer nació tu hijito. Con toda sinceridad te felicité por mail. Te dije que les deseo toda la felicidad del mundo a los tres. Que si la amas, y ella también te ama a ti, es una bendición. Tú me sigues diciendo que me amas todavía y que no me olvidas. Y yo me conformo con que no me olvides, porque yo no he dejado de amarte en todo este tiempo. Mi corazón se ha quedado vacío desde que ya no eres mío. Es muy difícil entender que nunca te tuve y por lo tanto nunca te perdí. Me he quedado sin el único sueño que he tenido. Pero ese era el destino. A ti te tocó el amor, y a mí la soledad. No debería lamentarme, soy feliz por ti, pero al mismo tiempo me duele. Me duele saber que cada día eres más inalcanzable y más inaccesible para mí. Me duele que siempre serás mi amor imposible, y el único. Me duele no poder olvidarte.

Recuerdas cuando una vez imaginamos juntos cómo sería nuestro hijo? Yo que ni siquiera considero el tema. Contigo sí. Porque te amaba. Recuerdas también cuando me decías, aunque fuera en broma, "Cásate conmigo"? Y yo flotaba en un mundo propio, donde sólo sonaban nuestras canciones, y lo único que me preocupaba era prepararme para tu llegada, transformarme lo más rápido posible para poder gustarte.

Y lo hice. Me esforcé y lo que nunca hice en toda mi vida, lo hice por ti. Me convertí en "princesa" por amor, por conquistar a un príncipe, que eras tú. Me convertí en la sirenita, que por cierto siempre fue mi cuento de hadas favorito. Me sacrifiqué, modifiqué mi cuerpo, y hubiera hecho aún más de haber sido necesario. Pero al final, sólo pude observar desde lejos que habías encontrado el amor en otros brazos, y sigo siendo testigo de tu felicidad, mientras yo me quedo sin nada.

Yo no encontraré el amor. Jamás encontraré alguien como tú. Nunca podré tener hijos. Aunque eso no lo deseo. Sé que voy a morir sola. Sólo me queda ser valiente, ser de piedra y cumplir con mi obligación de seguir viva el tiempo que me quede, sin importarme que cada día sea peor que el anterior.

Amor, hoy cada sonrisa tuya es mitad miel y mitad veneno para mí. Disculpa mis lágrimas. Sólo es nostalgia, sólo es que tal vez dentro de mí pienso en que ese bebé pudo haber sido tuyo y mío, en otro mundo, en otra vida.

5 comentarios:

  1. Dios mio estoy llorando....puf, ainss.... que tristes palabras, que impotencia siento, y que mal te debes sentir tu, nadie se merece eso, absolutamente nadie. Pero no vas a morir sola, te lo aseguro, que encontrarás a alguien que te ame y al que tu ames de igual forma. No lo des todo por perdido. Entiendo que no puedas olvidarlo, fue y es el hombre de tu vida, pero como tu dices, es casi inalcanzable ya, pero tu no pierdes la esperanza, en ese sentido eres igual que yo, jamás te darás por vencida, no creo que él deba decirte que te ama aun, cuando ya tiene una familia, tan solo hace que tu dolor aumente, y te deja con esperanzas de que podáis volver a estar juntos, pero es una situación muy complicada. tienes que ser fuerte, más que nunca. mucho ánimo :)
    http://neveerlosehopee.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes q nada, muchas gracias x leerme y x tus palabras, por tu empatía...Créeme que me hiciste sentir mejor. Sobre lo q me comentas, no sé por qué él me sigue diciendo q me ama, pero nunca ha dejado de decírmelo, y yo nunca he dejado de amarlo, así q me hace bien saber q al menos no me ha olvidado. Lo nuestro fue un amor imposible y cada vez lo es más. Duele.

      Estuve leyendo tu blog y a mí me pasaba como a ti cuando hablas de "ÉL". Estar enamorada te cambia la vida. Disfrútalo mucho porque el amor es más puro cuando se es joven.

      Me quería unir a tu blog pero no encontré la opción, creo que tampoco se pueden dejar comentarios, pero seguiré leyendote. Gracias.

      Eliminar
  2. Hola.
    Tus palabras están llenas de tristeza pero al mismo tiempo amor, ese amor que solo se le puede tener a alguien que ha marcado tu vida, que la cambio.
    Sé que es difícil, pero creo que hasta cierto punto has sido fuerte y has logrado salir adelante, no sé bien que decirte, por que cuando te leo me siento reflejada sin que sea el mismo caso lo siento.
    Es lindo que lo ames pero tampoco mereces hacerte daño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alice, muchas gracias por leerme y por comentar. Tienes razón en decir que él cambió mi vida, es verdad porque nunca nadie me dió tanto amor y es duro saber q ya no habrá otro como él. Confieso estar muy deprimida, por él y por otros motivos más, pero creo q así es el amor, siempre duele quieras o no, de alguna u otra forma.

      Gracias por los ánimos. Un beso igual para ti.

      Eliminar
  3. Es hermoso el amor que sentiste, pero por q son asi los hombres? y juegan con nuestras ilusiones, sabes tengo uns historia parecida igual el amor de mi vida me dejo y desde esse dia prometi ser una princesa para dejar de sufrir... tengo SOP (sindrome de ovarios poliquisticos) y no puedo tener hijos q tristeza.... pero hya mas cosas bellas por las q ser feliz

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)